Käfer - Huichol Art - Marakame

Käfer

El escarabajo dentro de la boca de Darwin protestó, por supuesto. Era tal la fascinación de un joven Charles Darwin por los escarabajos que, una vez en el campo, con tal de llevar consigo tres bichos distintos, decidió sujetar dos en sus manos y uno en la boca. La cosa no terminó bien ese día. Pero el interés en los escarabajos tenía que ver con explicarse la diversidad de la vida en este planeta. Sus crestas pueden llegar a tener dimensiones toriles, con cuerpos multicolor.